domingo, 9 de noviembre de 2008

Salir a intentar

Quiero creer que detrás de los árboles hay otro camino,
quiero sentir que más allá de las olas los barcos siguen su curso,
quiero poder afirmar que las noches recuperarán sus lunas,
que el sol despejará las mañanas,
que el camino inicia cada vez que quiera,
que hay otras manos esperandomé.

7 Arribos desde el último alunizaje:

Cris Cam dijo...

1. La noche


¿Qué pasa en el último punto oscuro de la noche? Rosa Buk


CLAROSCURO

Aquí, parado en el medio del camino,
tan sólo lo sé,
me los dicen mis pies clavados,
siempre clavados,
en el asfalto.

Un viento frío me sopla la cara,
me aventa las canas,
me lacera el alma.

¡No! No es el viento,
amigo fiel,
de frías tardes de barrilete,
de cálidas tardes de playa.
Es el hueco que me atraviesa.

Las estrellas me guiñan infinitas travesuras,
pero no tengo con quien hacerlas.
¡No!
No son las estrellas las lejanas,
soy yo quien esta solo,
infinitamente solo,
por ausencia de coraje,
con la libido desbordada,
con ganas de jugar.

Un perro me ladra amenazante,
esperando, quizá,
mi miedo o mi estima.

¡No!
Ni estima, miedo,
ni indiferencia.
Se aburre de mí
y vuelve a su templo.
Llora al vapor hirviente de su compañero muerto.

Hace mucho que camino esperando otra ruta.
¿Sabré a que lado tomar?
O elegiré,
como siempre,
el equivocado.

Por suerte,
a los carteles se los lee,
y no hay obligación de hablarles.

Algo ocurre en el horizonte.
Un destelló me cegó un momento.
Parecía un sol apurado.

Pero eras vos,
una de las tantas vos,
no sé aún, si morocha, rubia o que,
no sé aún si joven, marchita o que.

Pero sos una vos.
Para caminar, jugar, pensar o retozar.

Pasaste con tu luz a mi lado,
no pude ver el color de tus ojos,
porque cerré los míos.

Se me agolpó el pecho,
se me turbó la vista,
se me enfriaron los brazos.
Se me secó la boca.

Al fin respiré
y pensé hablarte,
pero ya no sos vos.

Otra vez, sos otra, ajena.
Compartiendo sus sentidos,
con otro transeúnte,
que no escondió su red de mariposas.

¡Que raro!
Creí que al fin amanecería.


1999
"La espiralada de Raziel"

Cris Cam dijo...

2. Mediodía


HERMOSO DÍA


Es un hermoso día,
el verde me atraviesa.
El viento me sopla,
me flamea, me ahoga, me renueva.
El sol me empuja,
me atrae, me lacera, me redime.
Y la ruta a los Andes me llama una vez más.

La ventanilla se quema entre el cielo y mis ojos.
No hay desierto,
no hay cemento, no hay destierro.
Cuento,
como un niño,
los mojones en reversa.
Sólo espero verte,
nena,
al final del viaje.

No tengo tiempo de cueca,
soy hijo del rock.
Los años me trajeron mieles de azules dragones en Virgo,
y estás al final de este camino de leche,
aroma a incienso.
Tu pureza abrió un camino de nieve sobre mis canas.

¿Cómo fue que te encontré?
¡Que importa!


Te llevo un alerce que corté,
con mi sombra,
por el camino.
En el bolsillo,
un ripio,
para golpear tu ventana.


Una flor de birome negra,
para tu diario de bitácora.

Acuname pequeña,
que mis huesos piden paz.
Haceme el amor,
primigenia fuente de luz.
Sos mi última oportunidad,
dame tu vientre de algodón.
No quiero morir de egoísmo,
ni partir sin volver al amor.

La ventanilla se empaña
al calor de mi pecho.
El sol se funde al asfalto
y allí estás,
detrás de la colina,
entre los más puros viñedos,
entre libros de matemática,
y mis repetidos poemas
y tus primeras cartas de ilusión.

Acuname niña,
que el sol se me escapa.
No quiero ser padre,
no puedo ser príncipe,
quiero ser niño.

Los brazos se me hicieron pluma,
la sangre tinta,
dejame escribir una melodía en tus alas de mar.

Todo lo que era difícil,
tu sonrisa lo hizo tan fácil.
Me sorprendiste enredado de hieles,
pateando sangre podrida.
Y ahora
quiero sumergirme entre nubes de seda para encontrar tu éxtasis.
Mi piel de años no quiere secarse,
sin amelazarse de tu néctar.

¡Que hermosa noche!.
Tropecé con una estrella.
Veo una ventana amarilla
detrás de la luna.
Mis pies cansados
sacuden el polvo de mi historia.
Mis manos se crujen
se aplauden
para volver a empezar.


1997


"La Espiralada de Raziel"
(Rosa había puesto de fondo un tema country)

Cris Cam dijo...

3. La Tarde


PORCELANA CIRCULAR


Linda sonrisa,
digo, llena de luz,
pletórica de hemoglobina,
con subtítulos perlados.


He querido preguntarte,
el precio del café,
y los océanos me volcaron sus algas.


Quedé enredado de tu pregunta
(y los subtítulos que sonreían)


Porcelana circular,
desde tu mirada,
de reflejos azules,
espacio catódico.


Creo que volverá a ser,
pero pediré,
cambio de carta,
té con miel.


2001
"Los Vagamundos"
(Fue la mismísima tarde que llevé por primera vez a Rosa al Ciber (Puerto Pirata creo que se llamaba) para que conociera esa cosa extraña llamada Internet)
Y claro, el café te lo servía una moza.

Ojitos dijo...

Tu texto, querida HdC, es hermosísimo, y siempre habrán otras manos esperándote... Ahora no entiendo, por q tantos textos de Cris Cam, acaso es su blog? Ay, hay gente q quiere tener prescencia en todas partes...
Querida HdC, tus palabras siempre brillan iluminándonos a todos, sólo tu tienes ese poder...

La Hija del Capitán dijo...

Gracias princesa!!!

principe dijo...

Me gusta la última línea. Pero también la primera.

La Hija del Capitán dijo...

Gracias Principe!!!