sábado, 26 de marzo de 2011

Lejana

Me voy,
me estás pidiendo que me quede
y yo me voy.
Pensé contarte mil cosas sobre la noche
y sus formas.
Pero me voy.
No sé decirte si es la cercanía de la luces,
si es el mar (ahora tan lejos)
o algo en los bordes de tus ojos.
Pero me voy.
No estoy dejándote atrás,
estoy yendo hacia mí.
Hacia los rincones perplejos de mi cuerpo,
hacia el sitio vacío que no ocupo (hace ya mucho tiempo).

Me voy,
aunque quiera retenerte (nos) bajo el nudo de las sabanas,
aunque crea que el día perderá sus vueltas,
aunque haya silencio en las maletas.
Me voy.
Y voy a buscar tu cuerpo en otras calles,
a intentar el recuerdo de lo que fuiste (sin mi),
voy a perderme de tu memoria
y ser la inconclusa mujer que no te nombra.

Me voy,
me estás pidiendo que me quede
y yo me voy.

3 Arribos desde el último alunizaje:

Ojitos dijo...

Siempre me pregunto de dónde nacen esas imagenes tan ciertas...

Cristina Cambareri dijo...

increíble. bellísimo. me encantó. gracias. mucha identificación, me parece.

La Hija del Capitán dijo...

Yo me pregunto lo mismo, Ojitos.