domingo, 5 de junio de 2011

Sangre y Yo

1-
Si digo ahora que duele, que el interior de mis venas está perdiendo algo y no es la sangre ¿Cómo lograría que lo entiendas? ¿Cómo explicar que no voy a morir aunque se desarmen mis huesos? ¿Cómo intentar que veas que ya no estoy?

2-
Me rescato de mí, del fuego inconcluso en que incinero los desueños. No voy a morir, ya te lo dije. Aunque veas mis restos erguirse como una montaña de huesos resplandecientes, no voy a morir. Ves mis venas transparentar la herida y crees que desisto, lo sé, pero aún persisto, ya lo ves.

3-
Y me deshago en el viento, devengo en oruga, te inquieto en las mañanas. Y ves, sigo andando. Aunque no lo creas

2 Arribos desde el último alunizaje:

Orietta Delmar dijo...

esto me toco demasiado hondo/tal vez lo que necesitaba leer/

gracias y saludos, guapa!

Alba Ce dijo...

Gracias por tus palabras Orietta!