lunes, 15 de septiembre de 2008

Y ahora...

Estoy tratando de reacomodar mis días; no sé si el camino comienza o termina, en todo caso es un nuevo desafio, o algo que se le parece mucho.
Sanear el pasado, limpiar cada esquina de la memoria para seguir adelante, sin peso, sin cargas ajenas, con dolores que ya son a penas una brisa en los días calmos.
Voy a sentar junto a la ventana, bajo los helechos a mirár a mi compañero cantar y bailar.
Mañana será otro día.

2 Arribos desde el último alunizaje:

Ojitos dijo...

Ayyy, me dieron ganas de sentarme junto a tí...
Que ganas de un descanzo, de una meditación, de conectarse con lo más interno y sanar viejas heridas...

La Hija del Capitán dijo...

Siempre hay lugar para uno más, así sientese sin problemas junto a mi.