jueves, 11 de junio de 2009

Lagunar

Amanecer con el cabello disperso,
ser dos,
tres,
un millón de células diseminadas en el viento.

Caer del borde eclipsado de tus pupilas,
a la noche gris.

Luces del Sol bajo mis párpados;
verte inmóvil,de pie,
desnudo frente a la ventana:
días y noches crecen en ti.

Hay formas circulares que te contienen,
inquietudes de tu nombre en mi boca.

1 Arribos desde el último alunizaje:

Ojos dijo...

Palabras tan bellas y tan poco que decir... Simplemente cautivante